Archivo de la categoría: Mamíferos

Murciélago blanco hondureño

La mayoría de las aproximadamente 1100 especies de murciélagos en el mundo no construyen sus propios refugios, pero unos cuantos sí. La mayoría de ellos construyen tiendas de campaña en las hojas. Un murciélago constructor de tiendas, el murciélago Hondureño (Ectophylla alba), se encuentra en una zona bastante pequeña que comprende las tierras bajas del Caribe hasta 700 m en Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá. Este murciélago se ve muy diferente de la mayoría de otros murciélagos: tiene la piel de color blanco brillante y orejas amarillas y la nariz.

Bernal Rodríguez-Herrera, director de la investigación, y sus colegas tenían curiosidad sobre porque estos murciélagos construyen sus propios nidos. Descubrieron que tanto machos y hembras construyen la tienda al cortar las venas de las hojas y dándole forma a la misma. Sólo utilizan siete tipos de plantas para sus refugios, y la mayoría de las tiendas están construidas en dos tipos diferentes de especies de Heliconia. Una buena tienda tiene que ser inferior a 2 m de alto. Probablemente para evitar las altas temperaturas en el dosel durante el día. Las tiendas se construyen donde el dosel es agradable y grueso. Otra característica importante de las hojas útiles es que sólo hay unas pocas plantas por debajo, que es la forma de los murciélagos para evitar depredadores acercándose sigilosamente a su lugar de descanso.

Refugio murciélago blanco hondureño

Refugio murciélago blanco hondureño

Es pequeño, mide solamente de 3-4 centímetros y es el único miembro del género Ectophylla. Se alimenta por la noche de pulpa y semillas de las plantas. Apenas pesan 7 gramos. Las crías ya pueden volar a los 7 días y son semejantes a los adultos en 35 días. La teoría es que el macho realiza el refugio atrayendo así a las hembras.

Ectophylla alba

Ectophylla alba

Como siempre os dejo un vídeo abajo. Ya sabéis, si os gusta y queréis más, comentad, compartid y twittear. Muchas gracias curiosos! Hasta la próxima!

Anuncios

El mono de la nieve o langur negro de nariz chata

Por desgracia cada vez es más común hablar de especies desaparecidas, aunque en pocas ocasiones se da que dicha especie después de muchos años, vuelva a encontrarse. Este es el ejemplo de uno de los pocos primates capaces de vivir a temperaturas muy bajas, el langur negro de nariz chata (Rhinopithecus bieti). Esta especies se dio por extinta en 1990 y desde que se volvió a encontrar se están haciendo muchos esfuerzos por protegerla y conocerla, aunque sigue amenaza por la perdida de hábitat.

Rhinopithecus bieti

Rhinopithecus bieti

Este Cercophiteco es endémico de China, más concretamente de las montañas Hengduan, en el Himalaya. Su área de distribución actual está limitada a la cordillera Yun. Es un primate gran tamaño, el promedio de un adulto macho se encuentra entre 74 a 83 cm, sin incluir la cola, con un promedio de 51-72 cm, robusto y con abundante pelo. Las hembras son más pequeñas que los machos, como en la mayoría de los primates. A pesar de su carácter distintivo morfológico y su biología, cabe destacar que esta es una de las menos conocidas especies de primates. Esta falta de conocimientos es debida mayormente por el comportamiento seminómada de la especie, su naturaleza elusiva y el hábitat en el que viven, muy difícil de investigar y de acceder.

http://mungaiandthegoaconstrictor.me/2013/10/

Rhinopithecus

Solo se conocen 17 grupos de menos de 100 individuos cada uno, es decir, se controlan menos de 1700 individuos. Y no parece ser que haya muchos más. Como vereís en el video se alimenta de líquenes y pequeños brotes tiernos de los arboles. Ya sabéis, si os gusta y queréis más, comentad, compartid y twittear. Muchas gracias curiosos! Hasta la próxima!

Proyecto Nim, la crueldad científica

No se si habréis visto esta película. Procurare no estropearos el final, pero es impresionante. En resumen fue un experimento que se hizo en los años 70, en el cual un psicólogo, el doctor Herbert Terrace, de la Universidad de Columbia le pidió a Stephanie Lafarge que acoja a un chimpancé recién nacido en su casa, donde se criaría como uno más dentro de una gran familia y le enseñara en lenguaje de signos para poder comunicarse. Ya de primeras, ¿alguno piensa que esto puede salir bien? claro que no… Pues cuando Nim, que así se llama el chimpancé, se empieza a hacer más grande empiezan a tener problemas. Y no os quiero contar más, es una historia real que nos demuestra la ilimitada estupidez humana y como podemos llegar a destrozar la vida de estos increíbles animales, haciendo que acaben pasando toda su vida en centros de rescate como RAINFER en Madrid, porque ya no es posible su reinserción en la naturaleza. Me gustaría si tenéis un rato que lo vierais y me comentarais que os parece a vosotros. Muchas gracias curiosos! 

PROYECTO-NIM

 

Más que Ciencia

Investigación, desarrollo, innovación y estilos de vida a tu alcance

La Ciencia y sus Demonios

La primera gran virtud del hombre fue la duda y el primer gran defecto la fe (Carl Sagan)

IvanTrujano.Biólogo

Emprender para conservar la biodiversidad