Sexo que mata

Más que Ciencia

sexo que mata-moscas Foto de kconnors

El sexo mata. Tal cual, como lo están leyendo. Y estas líneas no van de la mantis religiosa ni de los animales que acaban con sus congéneres/partenaires cuando termina la cópula. Tampoco de enfermedades de transmisión sexual y ni siquiera de esas obsesiones —innatas o fruto del machismo— que se convierten en problemas psiquiátricos que acaban en tragedia. Este artículo va de las oportunidades que surgen para los depredadores cuando es el momento del apareamiento.

Partimos de la base que todos los rituales de apareamiento suelen resultar vistosos, en ocasiones atractivos y, en otras, repletos de sonidos característicos. Es decir, que no suelen pasar desapercibidos. Por otra, de sobra es conocido que cuando llega el momento del celo, los machos pasan a ser animales de pensamiento único —alguna seguro que se extraña de esta afirmación y añadiría que cuándo tienen ellos más de un solo pensamiento— y…

Ver la entrada original 244 palabras más

Anuncios

Acerca de biologocurioso

Biólogo por la Universidad de Navarra apasionado del comportamiento animal y la naturaleza

Publicado el 09/10/2014 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Más que Ciencia

Investigación, desarrollo, innovación y estilos de vida a tu alcance

La Ciencia y sus Demonios

La primera gran virtud del hombre fue la duda y el primer gran defecto la fe (Carl Sagan)

IvanTrujano.Biólogo

Emprender para conservar la biodiversidad

A %d blogueros les gusta esto: